Inicio > 1 > UN EJERCICIO DE CONSTRUCCION DE MEMORIA COLECTIVA LUCHA ESTUDIANTIL.

UN EJERCICIO DE CONSTRUCCION DE MEMORIA COLECTIVA LUCHA ESTUDIANTIL.


Heroes de la Lucha de la Juventud y el Estudiantado en Colombia sacrificados el 8 de Junio de 1929 y 8 de Junio de 1954.
Las inconformidades por un sistema educativo son innumerable, tan innumerables como lo ha sido la lucha estudiantil, lucha que históricamente se da inicio en Paris de 1968, donde el sueño de caminar el rumbo se hizo más cercano, donde la utopía perdió su significado a algo alcanzable, en que la izquierda tradicional dejo ser la santa palabra y se da puertas abiertas a las nuevas oportunidades, que hoy siguen siendo el eje central de la lucha, lucha que avanza, como un caballo de camino. “Danny el Rojo” conocido mundialmente por ser uno de los dirigentes estudiantiles (vitos anteriormente como rabiosos) del movimiento (Marzo 22) es uno de los tantos compañeros que han sido atropellados por el autoritarismo de gobiernos antidemocráticos y participativos pero él siembra en cada uno de nosotros la semilla de combate el valor de seguir firmes en la lucha, repudiando todos los crímenes que se siguen cometiendo contra este pueblo que su historia se escribe con puñados y letras de sangre que genera en todos la capacidad de preguntar, pensar y responder a estas infinidades de abusos.

Así mismo en Colombia se construye su historia de constante lucha estudiantil, cuando en 1929 bajo en gobierno de Miguel Abadía un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional se movilizan pacíficamente rechazando la guerra y la impunidad de la anterior masacre a las Bananeras ( 1928)que dejo en las frías calles de Bogotá sin vida a Gonzalo Bravo Pérez, veinticinco años más tarde por las mismas calles un 8 de Junio se conmemora su muerte donde es victima letal Uriel Gutiérrez (1954) ; al día siguiente en su sepelio (9 de Junio) una movilización pacifica a compaña al cuerpo sin vida y a manos del batallón Colombiano se abre fuego, dejando 11 muertos y más de 50 heridos.

Le robaremos a la muerte su sueño… Por nuestros muertos, madres, trabajadores, indígenas, desplazados, jóvenes, niños desempleados, maestros y estudiantes ¡¡¡ NI UN MINUTO DE SILENCIO, TODA UNA VIDA DE COMBATE¡¡¡

¡¡¡¡ VIVA EL 8 Y EL 9 DE JUNIO, DÍA DEL ESTIDIANTE CONBATIDO¡¡

Hoy los estudiantes aun recordamos aquellos días fatídicos de Junio de 1926 y 1953. Fatídicos porque fueron asesinados estudiantes. A pesar de los intentos por borrar la memoria y por ignorar el carácter comprometido del estudiantado, en el aire brota la incertidumbre sobre este compromiso del estudiantado con la sociedad y estas memorias. Porque todavía hay estudiantes comprometidos que son asesinados y cuyas muertes quedan impunes. Porque hoy continuamente se violan los derechos humanos de los y las estudiantes, imponiéndonos toques de queda, amenazas y estigmatización. Porque hoy en día la universidad sigue siendo un espacio de difusión de información sobre las problemáticas sociales de la nación, un espacio de debate y pensamiento crítico.


Casi siempre los estudiantes recordamos estos asesinatos. Pero vale la pena preguntarse: ¿por qué la memoria estudiantil está basada en los muertos? ¿Por qué recordamos solamente los muertos pero no los procesos y luchas en que estos hechos ocurrieron? Tal vez la costumbre de hacer una historia heroica, tal vez la necesidad de olvidar que no solo se han perdido vidas sino que se han perdido luchas, que se ha perdido el derecho a la educación de calidad y con condiciones dignas. Tal vez ignoramos estas historias para no darnos cuenta que se ha perdido el compromiso del movimiento estudiantil con el movimiento popular y con las problemáticas nacionales. Pero esta heroízación de la historia, en la que solo recordamos mártires, nos aleja de los problemas reales.
¿Cómo generar una memoria autocrítica y para construir procesos? Vemos la necesidad de generar una memoria comprometida que más allá de hablar de los muertos, genere una reflexión sobre la educación pública pensando en el pasado, el presente y el futuro. La construcción de la memoria colectiva es una manera de hacer historia con un contenido más comprometido con la transformación. Es necesario generar una memoria estudiantil autocrítica y comprometida más allá de la memoria heroica de sus estudiantes caídos.

Porque no aprovechamos estas conmemoraciones para ver más allá de los asesinatos y miramos las experiencias de lucha y las apuestas políticas. En vez de recordar nombres de muertos o desgastarnos discutiendo en si es el día del estudiante caído o del estudiante revolucionario generemos una memoria propositiva y que construya futuro. No se trata de mártires o fechas sino de procesos históricos.

Recordemos de manera diferente el 8 y 9 de junio, la memoria debe servir para construir procesos de movilización. Debemos construir procesos estudiantiles de movilización desde estas memorias de las luchas. “La memoria salva, escoge, filtra, pero no mata. La memoria y el deseo saben que no hay presente vivo con pasado muerto, ni habrá futuro sin ambos.” (Carlos fuentes). No matemos las luchas estudiantiles en discusiones desgastadas o en simplemente recordar muertos. La memoria no debería ser para enterrar a nuestros muertos sino para revivirlos, una memoria insepulta. Una memoria que esta adolorida y lastimada pero que a partir de la experiencia camina y construye colectivamente. A tumbar la rosca y la dictadura.

DISCURSO DEL CHE A LOS ESTUDIANTES.

Anuncios
Categorías:1
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: